La preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario

Revista Mendive, julio-septiembre 2018; 16(3):396-408

 

La preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario

 

The family preparation on environmental education for the community sustainable development

Silvia Eloína Contreras González1, Caridad de los Ángeles Pérez López2, Rosa Hernández Acosta3

1Licenciada en Educación Preescolar. Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca». Cuba. Correo electrónico: silvia.contreras@estudiantes.upr.edu.cu
2Licenciada en Educación, especialidad de Biología, Especialista en Anatomía y Fisiología del Desarrollo e Higiene Escolar, Doctora en Ciencias de la Educación, Profesora Titular. Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca». Correo electrónico: caridad.perez@upr.edu.cu
3Licenciada en Educación, especialidad de Geografía, Doctora en Ciencia de la Educación, Profesora Titular. Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca».
Correo electrónico: rosa.hernandez@upr.edu.cu

Recibido: 3 de mayo 2018.
Aprobado: 8 de junio 2018.


RESUMEN

El planeta está en peligro de desaparecer por la agresión indiscriminada del hombre sobre el medio ambiente, de ahí que constituya una tarea de primer orden el desarrollo de acciones que permitan salvarlo. Ello se convierte en un problema que necesita encontrar solución por vía de la investigación científica. En ese contexto se inscribe el presente artículo, que está dirigido a la preparación sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario de las familias de niños de cinco a seis años, resaltando el papel que le corresponde a esta como potenciadora del desarrollo integral. Se revisaron documentos, se encuestó a familias y maestras de preescolar y, posteriormente, se aplicó una entrevista a directivos. Se concluyó que no existen suficientes ofertas de orientación del personal docente para preparar a las familias sobre la educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario, no se pone interés al tratamiento de la educación ambiental en las actividades con la familia, resultan limitadas las investigaciones y la participación en eventos científicos del personal docente de la Educación Preescolar en temas relacionados con la preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario. El estudio empírico realizado permitió constatar que las familias presentan insuficiente preparación y el accionar de la escuela en el desarrollo de una educación ambiental hacia la comunidad es insuficiente.

Palabras clave: desarrollo sostenible comunitario; educación ambiental; preparación familiar.


ABSTRACT

The planet is in danger of disappearing due to man's indiscriminate aggression on the environment, which is why it is a task of the first order to develop actions to save it. This becomes a problem that needs to find a solution through scientific research; In this context, the present article is written, which is aimed at the preparation of families of children from five to six years of age on environmental education for sustainable community development, highlighting the role that belongs to the family as an enhancer of integral development. the documents and surveyed the relatives and teachers of preschool. Afterwards, an interview was applied to managers, concluding that there are not enough offers of orientation of teaching staff to prepare families about environmental education for sustainable community development, no treatment is intended to environmental education in activities with the family, research and participation in scientific events of preschool education staff are limited in matters related to family preparation on environmental education for sustainable community development. The empirical study made it possible to confirm that the families have insufficient preparation and the actions of the school in the development of an environmental education towards the community are insufficient.

Key words: develop sustainable community; environmental education; family preparation.


 

INTRODUCCIÓN

Son múltiples las problemáticas a las que se enfrenta el hombre en relación con el medio ambiente, dentro ellas se encuentran: la desaparición de los bosques, la extinción de las especies, la degradación de los suelos, el calentamiento global, la pobreza, entre otros, los cuales conducen a buscar vías que permitan la supervivencia en el planeta. En tal sentido, han sido muchas las reuniones a escala planetaria que han tenido el tema del medio ambiente como centro de discusión, donde se han acordado importantes líneas de acción en pos de la educación ambiental para el desarrollo sostenible.

De lo dicho anteriormente se desprende que, para lograr una adecuada educación ambiental, se ha de tener presente el accionar conjunto de la escuela, la familia y la comunidad, destacando la relación grupo-individuo, a partir de las relaciones cotidianas e inmediatas que establecen. Se reconoce el papel de la escuela en la concreción de acciones referidas a la educación y preparación de multiplicadores que incidirán en la transformación de la comunidad, donde se expresan los intereses y promueven la participación y búsqueda de nuevos métodos de creación, a partir de sus propios esfuerzos y gestando voluntad de cambio.

Durante la búsqueda de antecedentes a esta investigación, se registraron estudios de gran valor en el Centro de Referencia Latinoamericano de Educación Preescolar (CELEP), donde se evidencia la sistematización en el tratamiento a la temática de la Educación Ambiental y se testimonian alternativas, propuestas de actividades y recomendaciones para educar a los niños ambientalmente a través de manuales, folletos y juegos; no obstante, aún son insuficientes los temas y vías relacionados a la preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario.

En el artículo 27 de la Constitución de la República de Cuba se explicita que: «El estado protege al medio ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sustentable para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar esta política. Es deber de los ciudadanos contribuir a la protección del agua, la atmósfera, la conservación del suelo, la flora, la fauna y de todo el uso potencial de la naturaleza» (Constitución de la República de Cuba, 1992, p. 15).

En correspondencia con ello, el presente artículo se propone como objetivo aportar algunas consideraciones en este sentido, específicamente acerca de la preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario, potenciando de esta forma su preparación para la atención consciente y sistemática al entorno local; ya que el proceso de formación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario de los niños de cinco a seis años constituye una carencia del sistema educativo, que les impide solucionar problemas ambientales en su radio de acción.

Lograr que cada familia se convierta en potenciadora del desarrollo de sus hijos, constituye una prioridad en la educación preescolar cubana, a partir de las nuevas transformaciones y la educación en valores, desde la más temprana edad.

Uno de los primeros propósitos en el trabajo de educación familiar es el establecimiento de estrechas relaciones entre la familia y las instituciones educativas. Es necesario que la familia perciba la institución educativa como lo que puede contribuir a prepararlos para resolver los problemas de la vida cotidiana, las interrelaciones familiares, la convivencia diaria, la educación de sus hijos y otros aspectos de su formación; así, esta cumple con éxito la responsabilidad personal y social que entraña educar al ciudadano del futuro.

Las autoras coinciden con esta idea y, sin dejar de reconocer el valor científico de los aportes realizados, consideran que la sistematización teórica lograda hasta el momento sobre la preparación familiar, resulta aún insuficiente en el tema de educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario, por lo que hay que continuar avanzando en su preparación y perfeccionando sus resultados en la práctica educativa; de ahí que se formule como objetivo del artículo efectuar un estudio acerca de la preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

La concepción metodológica general de la investigación se fundamenta en el enfoque dialéctico-materialista, el cual permitió estudiar el objeto en su evolución y desarrollo, posibilitando así la selección del sistema de métodos que garantiza la ejecución de la investigación con el fin de cumplir el objetivo propuesto.

El tipo de investigación es de corte descriptivo-cualitativo y fue aplicada a una muestra de:

· Cincuenta familias seleccionadas de forma intencional, del Consejo Popular Alonso Rojas del municipio de Consolación del Sur, en Pinar del Río, Cuba, por ser las que tenían hijos en el Seminternado «René Fraga Moreno».

· Ocho maestras que integran el Colectivo Territorial.

· Diez directivos integrantes del Consejo de Dirección del Seminternado «René Fraga Moreno», del municipio Consolación del Sur, en Pinar del Río, Cuba y Metodólogas municipales y provinciales de la Educación Preescolar en el territorio.

En el transcurso de la investigación se emplearon los siguientes métodos del nivel teórico y empírico:

Nivel teórico

Histórico y lógico: posibilitó el estudio de los antecedentes y la evolución histórica del proceso de preparación familiar y lo relacionado con la educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario en la Educación Preescolar.

Análisis y síntesis: facilitó la comprensión de la esencia y las relaciones que se indican entre los fundamentos teóricos y metodológicos, su interpretación y selección, en pos de arribar a conclusiones durante el proceso investigativo.

Inducción y deducción: permitió identificar las regularidades en la preparación de las familias sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario en la Educación Preescolar, posibles causas, consecuencias, soluciones y contribuyó al arribo de generalizaciones como vía para precisar las tendencias predominantes en el proceso de preparación familiar.

Modelación: con el propósito de descubrir las relaciones y cualidades inherentes a la preparación de las familias, en correspondencia con el objetivo de la investigación, estudio de nuevas relaciones y las correspondientes acciones sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario en la Educación Preescolar.

Enfoque sistémico: permitió estructurar la estrategia de preparación familiar como un sistema; así como las relaciones y nexos existentes entre los elementos que la compone.

Del nivel empírico

Análisis documental: se le realizó al Programa Educativo de la Educación Preescolar y de planes de actividades con la familia, con el objetivo de constatar la intencionalidad de la preparación familiar sobre el tema.

Observación directa e indirecta al contexto comunitario, para la identificación de problemas de educación ambiental, por su importancia en la preparación de las actividades.

Encuesta a familias y maestras de preescolar, para obtener información acerca del estado de su preparación.

Entrevistas a maestros, directivos de la dirección municipal y provincial de educación preescolar, directores y jefes de ciclos, para obtener información sobre la preparación teórica y metodológica de estas en la educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario.

Para ello se parte de un breve estudio de los antecedentes y la evolución histórica del proceso de preparación familiar y lo relacionado con la educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario en la educación preescolar. Esto permitió identificar las regularidades en la preparación de las familias sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario en la educación preescolar, posibles causas, consecuencias, soluciones y generalizaciones, como vía para precisar las tendencias predominantes en el proceso de preparación familiar.

 

RESULTADOS

En la revisión efectuada no se encontraron, de forma directa, exigencias dirigidas a la preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario, así como aspectos necesarios para prepararlos como educadores ambientalistas, lo que se considera una de las principales limitaciones teóricas que debe ser resuelta y que explica las actuales insuficiencias y la variedad de criterios y de resultados que pueden existir en este sentido entre las familias.

Se constató que el 100 % de las familias considera que la escuela es el centro cultural más importante de la comunidad, porque es la encargada de educar a sus hijos; a ellos les gusta que la escuela se relacione con los vecinos y contribuya a la formación de valores en los pobladores para mejorar su actuación en las actividades sociales culturales de la comunidad y se proyecten actividades con la participación de los pobladores en función de su educación.

El 93,3 % de las familias considera que se debe trabajar por mejorar la conducta social de la comunidad, así como los modos de actuación, ya que afecta la tranquilidad de los pobladores; esas conductas no son ejemplo para la nueva generación, puesto que, en algunos casos, se observan niños que reflejan esas conductas inadecuadas en sus comportamientos y que lo manifiestan en la escuela y en otros lugares de la comunidad.

Las familias consideran que existen condiciones en la escuela, el 86,6 % plantea que los docentes están preparados y que existen posibilidades de proyectar acciones sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario.

El 76,6 % señala que no se proyectan y sugieren que se deben realizar debates de análisis y reflexión en los CDR y FMC; el 66,6% que deben hacer debates, charlas educativas, videos con temas de interés en la comunidad, a partir de las necesidades más sentidas de los pobladores.

El 63,3 % le pide a la escuela que proyecte actividades acordes a las necesidades socioculturales de la comunidad para contribuir a su preparación; sugieren, además, invitar a los delegados del Poder Popular.

Manifiestan que se utilice un horario para la participación de los pobladores y que estas actividades se hagan siempre de una forma variada para que se propicie el debate, la reflexión y sensibilización en los pobladores sobre su responsabilidad, así como un nivel de conocimientos ambientales que les permita realizar acciones preventivas.

El 75 % quiere que la escuela considere a la comunidad como parte de su vida, que esta conozca los deberes comunitarios que conforman su identidad y que proyecte acciones educativas para mejorar sus condiciones de vida.

El 70 % aboga por un perfeccionamiento de la relación escuela-familia-comunidad que permita conocer más a sus vecinos y proyectar acciones para el mejoramiento de su conducta, sus modos de actuación. De forma general, se refleja que las familias desean que la escuela perfeccione el vínculo con la comunidad, además de que amplíe su labor educativa y promueva actividades encaminadas a la educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario en sus pobladores.

Fueron encuestadas siete maestras del grado Preescolar, para constatar los conocimientos que poseen para preparar a las familias sobre educación ambiental.

Se apreció que el 100 % de las maestras de Preescolar son graduadas de nivel superior, aunque tres de ellas son graduadas en la Especialidad de Educación Primaria. Se evidenció en el dato referido a los años de experiencia, que el 42,8 % posee más de 16 años trabajando en este sector.

En cuanto a la definición y el significado de medio ambiente, el 100 % de las maestras de Preescolar encuestadas, le concedió valor a este, planteando su importancia, cuidado y protección, aunque con imprecisión en sus criterios.

Al definir el medio ambiente, el 28,6 % de las maestras respondieron correctamente el concepto, no así la relación con educación ambiental.

El 71,4 % se refirieron al medio ambiente solo en su componente natural o biótico, es decir, animales y plantas, así como el cuidado y protección de ellos, obteniendo la categoría de Regular; el 28,6 % no ofreció en sus respuestas elementos que denoten conocimientos sobre la problemática ambiental, obteniendo la categoría de Mal.

Se infiere que las docentes conocen algunos argumentos que denotan la significación del medio ambiente, su cuidado y protección; pero, al definir este, mostraron insuficiencias, pues lo conciben de un modo muy reduccionista relacionado solo con la naturaleza, los animales y plantas, desestimando el carácter integrador del concepto.

El 100 % de las docentes manifestó haber recibido escasa información sobre esta temática.

El 42,9 % del personal docente respondió acertadamente sobre el significado de la Agenda 21 y la Estrategia Ambiental Nacional; el 71,4 % emitió criterios que no guardan relación con estos documentos. Esto corroboró el desconocimiento que se tiene sobre este referente esencial para el trabajo en educación ambiental.

Referido a la educación ambiental, el 100 % expresó el significado de la misma de modo superficial. Al responder sobre este concepto, el 42,9 % de las maestras de Preescolar demostró que no poseen suficientes conocimientos; se refieren a este como un proceso de instrucción, encaminado a la protección de la naturaleza a partir de su conocimiento, no mencionaron la integralidad entre la adquisición del conocimiento, el desarrollo de hábitos, habilidades y actitudes en la formación del niño preescolar o individuo en sentido general.

Se apreció que no hay total claridad con respecto al aparato conceptual sobre la educación ambiental. De forma general, el 42,9 % se evaluó de Bien y el 57,1 % de Mal.

En relación con el concepto y significado de desarrollo sostenible, el 42,9 % de las maestras emitieron algunos elementos de valor, el 57,1 % no respondió, evidenciándose la falta de preparación para reorientar la educación ambiental en función de este concepto.

En cuanto a la importancia de preparar a la familia para desarrollar la educación ambiental desde las edades tempranas, se puso de manifiesto que el 100 % de las docentes expresaron, con diferentes razones, que era necesario esta educación; se manifestaron a favor de enseñarle al niño todo sobre la naturaleza, su cuidado y protección. Algunas, en sus respuestas, enunciaron al niño de edad preescolar, es decir, que este trabajo se debía iniciar con el niño de 4 y 5 años.

Sobre las diferentes actividades del proceso educativo a través de las cuales le darían cumplimiento a la preparación familiar sobre educación ambiental, el 100 % mencionó la planificación de las actividades conjuntas.

Esto denota una contradicción ya que, en la proyección del trabajo con la familia, las maestras no tratan el tema de educación ambiental para el desarrollo sostenible, no consideran la visita al hogar, ni la escuela de educación familiar como una de las vías.

Sobre la orientación recibida en educación ambiental, el 100 % de las mismas expresó que no la recibieron, considerando escasa la información que poseen sobre este tema.

El 100 % de las maestras de Preescolar indicó como muy necesaria la orientación para preparar a las familias sobre educación ambiental; este mismo por ciento prefirió el taller.

Se aplicó una entrevista al personal directivo de la Educación Preescolar, tanto de nivel municipal como provincial, con la intención de constatar la preparación que poseen respecto a la problemática ambiental.

El 100 % de este personal directivo expresó, con razones concretas, la imperiosa necesidad de preparar a las familias y de educar al niño desde una óptica o perspectiva medioambiental.

El 100 % de las entrevistadas coincidieron en argumentar que la problemática ambiental es una prioridad en los momentos actuales y comentaron este criterio con palabras y frases de varios dirigentes políticos del país.

El 100 % expresó que esta temática debe y puede abordarse en todo momento del proceso educativo de la institución infantil, con la familia y hacia la comunidad, lo cual representa que este personal entrevistado está sensibilizado y conoce el contenido de los documentos relacionados con la formación de cualidades morales y el programa director de la Educación Preescolar, donde se orienta este tratamiento.

Se apreció que no existe gran dominio del concepto de desarrollo sostenible: el 100 % de las entrevistadas lo infirieron de los términos y expresaron que sobre este particular conocen poco; a su vez plantearon que, si este concepto guarda relación con el cuidado y protección de animales y plantas, entonces encierra en sí un desarrollo para el futuro.

En el análisis, el 100 % mencionó que a través del conocimiento que el niño adquiere en el Círculo Infantil se puede potenciar ese referente, específicamente lo tratarían en el área de desarrollo del Mundo Natural, porque les resulta difícil pensar cómo hacerlo en otras áreas.

El 100 % de las entrevistadas reconoció que, a través de las diferentes formas organizativas de la Educación Preescolar e incluso involucrando a la familia y a la comunidad, se logra este tratamiento.

No obstante, no consideraron en sus respuestas el entorno inmediato al niño: el salón con la pecera, las plantas, otras dependencias del Círculo Infantil, huerto, organopónicos, jardines de plantas ornamentales, sitial martiano, lugares e instalaciones culturales, deportivas, recreativas, laborales y tecnológicas de la comunidad, cercanos a la institución, como recursos para materializar y concretar las acciones de educación ambiental, desde lo más cercano al niño.

Respecto a las formas organizativas, el total de entrevistadas expresó que no les han ofertado alguna donde se aborde intencionalmente este referente, lo cual representa un 100 % de criterios a favor de privilegiar este tema a través de la superación.

A partir de los datos obtenidos en esta etapa, se establecieron las principales problemáticas que se presentan en la dirección de la educación ambiental en la Educación Preescolar: se desconocen cuestiones fundamentales del marco teórico-conceptual, referente a la problemática ambiental para el desarrollo sostenible; el Programa Educativo de la Educación Preescolar tributa, en todas sus áreas, al tratamiento de esta problemática, solo que en las orientaciones metodológicas no se precisan las indicaciones o sugerencias que estén dirigidas a darle cumplimiento a este saber; no se intenciona el tratamiento a la educación ambiental para el desarrollo sostenible en las actividades con la familia, ya que no se potencia este desde la relación sistémica de los componentes didácticos del proceso (con énfasis en el valor del contenido programático, así como no se utilizan de forma interrelacionada métodos y procedimientos que posibilitan abordar esta temática con las familias).

En el nuevo proyecto curricular de la Educación Preescolar se hace referencia a la necesidad de mostrar, de forma gradual, una actitud positiva ante los diferentes componentes del medio ambiente cercano (familia, Círculo Infantil, lugar donde vive), así como las relaciones de su identidad cultural, las relaciones con otros niños y su capacidad de apreciar lo correcto y lo incorrecto en la actuación de los demás y en la suya propia.

Se pudo constatar que el programa se corresponde con los objetivos y fines de la Educación Preescolar; pero no se encamina hacia esa intención en la relación sistémica entre los componentes didácticos manifiestos, así como en las orientaciones metodológicas, ni se profundiza en lo referente a la preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario.

Se realizó un análisis de la planificación de la actividad conjunta con el objetivo de apreciar cómo se concibe, desde la planificación del sistema de actividades, la salida a la educación ambiental para el desarrollo sostenible. Para ello se tuvieron en cuenta las dimensiones declaradas en el estudio, con énfasis en los componentes: objetivos, contenidos, métodos, procedimientos, medios, recursos, momentos a ejecutar y evaluación.

El posterior análisis de los resultados obtenidos en las actividades conjuntas posibilitó que la evaluación de estas actividades revisadas indicara que fue insuficiente la salida a la educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario desde la consecución misma de los objetivos de la actividad. No están presentes elementos que indiquen que se posean los conocimientos necesarios para abordar esta importante temática; las maestras no planifican actividades dirigidas a la preparación familiar sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible, por lo que no se aprovechan las condiciones socioculturales y el modo de vida de la comunidad; las acciones dirigidas a la educación ambiental para el desarrollo sostenible son insuficientes, demostrándose, en el orden metodológico, falta de conocimiento en su diseño, en el empleo de métodos, procedimientos y medios de enseñanza variados y apoyos que propicien el trabajo a partir de las condiciones higiénicas, socioculturales de la comunidad, sus posibilidades reales de participación y el vínculo con el contexto del momento y el de la familia.

Por tanto, en las actividades conjuntas observadas se constató insuficiente tratamiento a la educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario, además ocurre lo mismo con el tratamiento metodológico de los aspectos que comprende la misma, lo que pone de manifiesto la carencia de conocimientos necesarios para preparar a las familias sobre el tema en cuestión.

 

DISCUSIÓN

La familia y la preparación familiar han sido definidas de diversas formas, de acuerdo a las necesidades, propósitos u objetivos particulares del investigador. En las definiciones de preparación familiar encontradas se aprecia una marcada tendencia a la integración de las diferentes posiciones.

Desde la filosofía marxista, dos de sus grandes exponentes, Carlos Marx y Federico Engels (1844) dieron significada importancia al papel de la familia en la formación del hombre, considerándola «como la célula fundamental de la sociedad, la base fundamental para comprender su razón social de ser, su determinación y función general» (Engels, 1988, p .24). De esta manera, al elaborar su concepción dialéctico-materialista de la historia, fueron los primeros en revelar los determinantes sociales fundamentales sobre la institución familiar y su papel en la reproducción social. Ellos vieron la necesidad de estudiar a la familia como institución social.

Este legado teórico tiene un relevante valor para concretar el papel de la familia en la práctica educativa, dirigida a la formación de las actuales y futuras generaciones; por ello, es compartido el criterio acerca de la definición de lo que es la familia, formulada en las ciencias sociales contemporáneas, donde apreciamos distintas posiciones según criterios de antropólogos, sociólogos y psicólogos sociales.

Estas definiciones toman como precedente teórico las ideas pedagógicas de nuestros antecedentes en la historia de la pedagogía y la psicología preescolar, entre los cuales existieron grandes coincidencias en las concepciones sobre la importancia del papel de la familia en la educación de sus hijos.

Un punto de partida para este análisis es el referido a los criterios dados por el padre de la didáctica, Comenius (1592), quien consideraba la familia como eslabón importante para el desarrollo tanto físico como mental del niño, ofreciendo en sus principales obras La didáctica magna (1657) y La Escuela Maternal (1638), indicaciones sobre el modo de vida de las mujeres desde el embarazo, destacando la figura de los padres para el acondicionamiento del régimen de vida de los pequeños al nacer.

Más cercano a nuestra realidad contemporánea, en José Martí (1893) se aprecian principios que a la vez conceptualizan las funciones sociales y educativas de la familia en forma de crítica, elogios, consideraciones ocasionales, consejos sembrados, aseveraciones absolutas, que van revelando la esencia más profunda de su pensamiento filosófico hacia la educación del hombre. En este sentido se refuerza lo planteado por dicho autor cuando expresa: «La educación comienza en la cuna y no termina sino con la muerte» (Pérez M, J .1891, p. 65).

Este precepto ha enriquecido la semilla social que ha germinado, de manera cabal, en la política educacional de la Revolución cubana, con aportes pedagógicos y morales sobre el papel de la familia para conducir a sus hijos desde su entorno social; esto se adecua perfectamente a nuestros tiempos. Además, Martí enfatiza en la necesidad de comprender que, independientemente de las concepciones dadas por los diferentes teóricos sociales, psicólogos y pedagogos, se evidencia que en cualquier campo ideológico, la familia goza de aceptación mayoritaria, considerada, como una institución que se encuentra en todas las sociedades humanas y que adopta diferentes formas de expresión en las distintas culturas de la humanidad.

En lo descrito hasta aquí se manifiesta lo planteado por la Doctora P. Arés, Burque, M.,T. al referirse a las transformaciones que se operan en la familia en los tiempos actuales, cuando destacan los cambios estructurales en esta, «dados por el incremento de conflictos entre lo asignado y lo asumido en los roles sexuales y parentales, cambios en los conceptos de autoridad y obediencia, lo que ha propiciado que de acuerdo a la clase a la cual pertenece la familia es lo que condiciona potencialmente su forma de vivir» (Arés, M.P. 2003, p.10; Burque, M, T. 2013, p.23).

Las autoras de esta investigación consideran que se hace indiscutible la correcta atención y preparación a la familia desde la institución educativa, como una necesidad dentro del proceso educativo; para el logro de esta se hace eficiente el proceso de preparación familiar con diversas vías y procedimientos, por lo que es decisivo realizar una correcta selección de los contenidos y temas para organizarla. Uno de ello es el relacionado con el medio ambiente y la educación ambiental, teniendo en cuenta la relación escuela-familia-comunidad, como parte de la preparación familiar.

Arés (2003) y un colectivo de autores, hacen referencia a que «…la preparación de las familias adquiere diferentes formas en función de los grupos a los que van dirigidas y de sus necesidades, así como del contenido a tratar, entre las que se desatacan: los talleres de reflexión sobre problemáticas generales del desarrollo por grupos de edades; las «puertas abiertas» en las instituciones, donde las familias observan en condiciones normales cómo se desarrolla el proceso educativo; los intercambios entre las familias para trasmitirse experiencias sobre problemáticas de interés; la biblioteca y ludoteca de orientación familiar, donde los padres pueden tener acceso a bibliografía sobre temas educativos y obtener materiales para realizar diversos juegos con sus hijos y las charlas interactivas con las familias.

Las autoras asumen lo planteado en el documento de Organización y Dirección del Círculo Infantil, editado por el MINED desde el curso escolar 2006, que aborda el trabajo con las familias; en el mismo se hace referencia a que la necesidad de mantener una relación sistemática con las familias parte del reconocimiento del papel que esta juega en la educación de los niños, de manera muy especial en las primeras edades, con las cuales se está responsabilizado.

La educación ambiental y educación ambiental para el desarrollo sostenible han sido analizados en diferentes eventos internacionales y nacionales y abordados por diversos autores como: Agostinho, G. (2014) Martínez, H.; UNESCO. (2014); Tyova, A. (2015); Pérez, J. J. (2016); Pérez, R. (2016).

En el Artículo 4, inciso (h) de la Ley No. 81 del Medio Ambiente se establece que: «la educación ambiental se organiza y desarrolla mediante un enfoque interdisciplinario y transdisciplinario, propiciando en los individuos y grupos sociales el desarrollo de un pensamiento analítico, que permita la formación de una visión sistémica e integral del medio ambiente» (Ley No. 81 del Medio Ambiente, 2001. p.72).

En una mirada a la última década de la educación para el desarrollo sostenible (2015-2020) se renueva y actualiza un largo proceso a favor de la educación ambiental, iniciado en Estocolmo en 1972, que expresa la necesidad de formar nuevas mentalidades y habilidades para interiorizar una dimensión ambiental y un nuevo saber dentro de la racionalidad, las actitudes, los comportamientos y la toma de decisiones.

Por lo general, se considera que el desarrollo sostenible tiene tres componentes: medio ambiente, sociedad y economía. El bienestar en estas tres áreas está entrelazado y no es independiente. Por ejemplo, una sociedad saludable y próspera depende de un medio ambiente sano para que provea a sus ciudadanos de alimentos y recursos, agua potable y aire limpio. El paradigma de la sostenibilidad rechaza el argumento de que las pérdidas en los ámbitos ambiental y social son consecuencias inevitables y aceptables del desarrollo económico.

El desarrollo sostenible es un «…proceso de elevación sostenida y equitativa de la calidad de vida de las personas, mediante el cual se procura el crecimiento económico y el mejoramiento social, en una combinación armónica con la protección del medio ambiente, de modo que se satisfacen las necesidades de las actuales generaciones, sin poner en riesgo las de las futuras» (Ley No. 81/97, p. 73). Se asume esta definición, pues en esta se evidencia que es un proceso multidimensional y multifactorial.

Por tanto, las autoras, teniendo en cuenta los criterios anteriores, consideran el desarrollo sostenible como un paradigma para pensar en un futuro en el que las consideraciones ambientales, sociales y económicas se balanceen en la búsqueda del desarrollo y de una mejor calidad de vida, para así satisfacer sus necesidades, teniendo en cuenta las condiciones ambientales, económicas y sociales de la localidad.

La educación ambiental es un proceso fundamental que tiene como finalidad alcanzar el desarrollo sostenible o sustentable. Se conoce que las teorías de desarrollo económico hoy en día no tienen las características de ser sustentables y que la educación, en general, y la educación ambiental, en particular constituyen la herramienta para llevar a la sociedad hacia la sostenibilidad.

El estudio reveló que existen insuficiencias en, la preparación que poseen las familias sobre educación ambiental para el desarrollo sostenible comunitario, en el aprovechamiento del contexto comunitario y sociocultural de las familias para el desarrollo de las potencialidades de educación ambiental, desde una perspectiva de desarrollo sostenible local.

La atención educativa de la escuela a las necesidades reales de las familias en la preparación sobre educación ambiental, carece de una estrategia coherente que permita la preparación en la temática desde el contexto escolar y comunitario en el proceso educativo.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFÍCAS

Arés, P. (2003). Mi familia es así. Editorial Pueblo y Educación. La Habana.

Agostinh, G. (2014). Estrategia pedagógica para la educación ambiental de estudiantes de la carrera Geografía en la Escuela Superior Pedagógica de Bié. [Tesis en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas]. Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona.

Burque, M., T. (2013) «¿Padres y educadores?» En: Reflexiones desde nuestros encuentros. La Habana: Ed. Pueblo y Educación.

Comenius A. J. (1592). Psicología infantil. Editorial Pueblo y Educación. MINED.

Constitución de la República de Cuba, 1992.

Dirección del Círculo Infantil y el Grado Preescolar. (2006). La Habana, Cuba: Editorial Pueblo y Educación.

Engels, F. (1988). El origen de la familia, la propiedad privada y el estado. Moscú, Editorial Progreso.

Ley No. 81 Del Medio Ambiente.2001

Martí, J. (1891). Obras Completas. Tomo 19. La Habana, Cuba: Editorial Ciencias Sociales.

Martínez, H. (2014). Integración de la educación ambiental para el desarrollo sostenible a la preparación del maestro. Una estrategia metodológica. [Tesis en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas]. Mayabaque, Cuba: Universidad Agraria de La Habana.

Pérez, R. (2016). La educación ambiental en la enseñanza preescolar. [Tesis en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas]. La Habana, Cuba: Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona.

Tyova, A. (2015). Estrategia pedagógica para la preparación en educación ambiental de los profesores de la escuela de Formación Técnica de Salud en Lubango. [Tesis en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas]. La Habana, Cuba: Universidad de Ciencias Pedagógicas «Enrique José Varona».

UNESCO. (2014 a). Declaración de Aichi-Nagoya sobre Educación para el Desarrollo Sostenible. Aichi-Nagoya: UNESCO.

UNESCO. (2014 b). XII Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental. Declaración Final. Lima: UNESCO.

Jesús Jorge Pérez García. (2016). Estrategia de capacitación en educación ambiental para los dirigentes de la Empresa de Transporte Agropecuario. [Tesis en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas]. La Habana, Cuba: Universidad de Ciencias Pedagógicas «Enrique José Varona».


 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional
Copyright (c) Silvia Eloína Contreras González, Caridad de los Ángeles Pérez López, Rosa Hernández Acosta.