Modelo para la autoevaluación de la calidad del proceso de formación de profesionales

Revista Mendive, octubre-diciembre 2017; 15(4):492-506

Modelo para la autoevaluación de la calidad del proceso de formación de profesionales

Model for the self-evaluation of the quality of the process of training professionals

Manuel Manuel Cambuanda1, Félix Riaño Valle2, Manuel de Jesús de la Rúa Batistapau3

1Ingeniero Geógrafo. Máster en Matemática Aplicada. Profesor Auxiliar.Coordinador Pedagógico. Docente. Facultad de Ciencias. Universidad Agostinho Neto. Angola.
Correo electrónico: mkambuanda@gmail.com
2
Licenciado en Historia. Doctor en Ciencias Pedagógicas. Universidad Tecnológica de la Habana, La Habana. Cuba. Correo electrónico: riano@tesla.cujae.edu.cu
3Ingeniero Civil. Máster en Hidráulica. Doctor en Ciencias Técnicas. Profesor Titular. Universidad Tecnológica de la Habana, La Habana, Cuba.
Correo electrónico: mrua@crea.cujae.edu.cu

Recibido: 6 de julio de 2017.
Aprobado: 30 de noviembre de 2017.


RESUMEN

Introducción: se presentaron aspectos fundamentales relacionados con la evaluación de la calidad de la enseñanza universitaria en Angola, sus antecedentes y situación actual. Se reflexionó sobre aspectos teóricos del diseño de los modelos para la autoevaluación para resolver como problemática, la calidad de la enseñanza en el proceso de formación profesional.
Objetivo: elaborar Modelo para la autoevaluación de la calidad del proceso de formación de profesionales.
Materiales y métodos:  elaboración del modelo. Métodos teóricos, el histórico-lógico, analítico-sintético, el enfoque sistémico, la modelación. Métodos empíricos: análisis documental, la entrevista, y la encuesta a expertos; Investigación Acción Participativa. Métodos matemáticos: estadística descriptiva, Método Delphi, el Modelo de la prueba estadística y Coeficiente de Concordancia de Kendall, el análisis porcentual. La investigación se realiza en la Facultad de Ciencias de la Universidad Agustino Neto. La muestra para el estudio fue de 334 participantes, clasificados en 91 docentes, 43 no docentes y 200 estudiantes.
Resultados: principales puede destacarse una encuesta a los docentes con que permitió determinar los 5 componentes del modelo a través de 25 indicadores y 89 criterios.
Conclusiones: se puede destacar que por primera vez se hace un estudio exhaustivo de los factores que deben contribuir a superar las deficiencias detectadas por los 4 estudios anteriores. Este modelo está basado en las características y necesidades de la Educación Superior de Angola.

Palabras clave: Agronomía; desarrollo; Educación Técnica y Profesional; formación; habilidades profesionales.


ABSTRACT

Introduction:  fundamental aspects related to the evaluation of the quality of university education in Angola, its background and current situation. Reflections were made on the theoretical aspects of the design of the models for self-evaluation to solve as problematic the quality of teaching in the process of vocational training.
Objective: was to elaborate a model for the self-evaluation of the quality of the professional training process.
Materials and methods: used to elaborate the model were: Theoretical methods: The historical-logical, analytical-synthetic, systemic approach, modeling. Empirical methods: documentary analysis, interview, and expert survey; Participatory Action Research (IAP). Mathematical methods: descriptive statistics, Delphi Method, the Model of the statistical test and Kendall's Concordance Coefficient, the percentage analysis.
Research: is carried out in the Faculty of Sciences of the Agustino Neto University. The sample for the study was 334 participants, classified in 91 teachers, 43 non-teachers and 200 students. As main results, a survey of teachers could be used to determine the 5 components of the model through 25 indicators and 89 criteria.
Conclusions: it can be emphasized that for the first time an exhaustive study of the factors that must contribute to overcome the deficiencies detected by the previous 4 studies is made. This model is based on the characteristics and needs of Higher Education in Angola.Keywords: Higher Education in Angola; Models; Quality Assurance Systems; Self-evaluation of quality.

Key words: self-evaluation of quality; Higher Education in Angola; Models; Quality Assurance Systems.


 

INTRODUCCIÓN

Uno de los conflictos más difíciles y apremiantes que enfrentan los sistemas de gestión universitarias es el que se relaciona con la calidad de la educación y su evaluación. Pocos temas hay más interesantes y pocos también más polémicos y espinosos de resolver.

Este problema, que puede estar presente en mayor o menor medida a escala mundial, es particularmente crítico en los países africanos.

Koichirō Matsuura,(2009), Director General de la Unesco, en la clausura de la Conferencia Mundial de Educación Superior (en lo adelante CMES), puntualizaba al respecto:

La CMES 2009 presta una especial atención en los desafíos y oportunidades de la revitalización de la Educación Superior en África, como herramienta imprescindible para el desarrollo del continente (Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura, 2009a).

Por otra parte:

El desarrollo de la Educación Superior en África requiere también de un mecanismo que garantice la calidad a nivel regional. Es urgente el desarrollo de la Asociación Africana de Universidades (AAU), con el apoyo de la UNESCO para estimular sistemas de garantía de calidad nacional, subregional y regional (Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura, 2009b); (Shabani, 2009); (Zambi, 2013).

Lo expresado anteriormente hace evidente la actualidad del tema para todos los países y, en particular, para la región del África Subsahariana. Angola, país situado en esta región, no está ajeno a la necesidad de incluir el tema de la evaluación de la calidad en los sistemas de gestión de su enseñanza universitaria.

Un estudio de la bibliografía existente sobre esta cuestión en esa región, pone de manifiesto que los modelos aplicados en algunas universidades consideran un enfoque sistémico en la definición de sus componentes e indicadores para evaluarlos. Es decir, toman en cuenta las entradas, los procesos y los resultados. Esta posición se estima la más apropiada, pues permite la necesaria retroalimentación y toma de medidas para su perfeccionamiento, por esta razón constituye la base conceptual para el diseño del modelo.

Una característica que se destaca en el diseño del modelo es la amplia participación de docentes, no docentes y estudiantes en la definición de los componentes, indicadores y criterios mediante la aplicación del Método Investigación Acción Participativa. Sin dudas, lo anterior le da un carácter singular a esta investigación pues, en los estudios realizados a modelos de la región, esta condición participativa no es tomada en cuenta o, al menos, no se declara en la confección de los mismos.

Es en este contexto que se presenta este artículo, cuyo objetivo principal es elaborar un modelo para la autoevaluación de la calidad del proceso de formación de profesionales, para su aplicación en la Facultad de Ciencias de la Universidad "Agostinho Neto" (UAN).

 

MATERIAL Y MÉTODO

La investigación se realizó en la Facultad de Ciencias de la Universidad "Agostinho Neto" con la participación de un total 334 participantes, clasificados en 91 docentes, 43 no docentes y 200 estudiantes. La carrera de Geología de esta universidad fue seleccionada como muestra para este estudio. Para la elaboración del modelo fueron utilizados los siguientes métodos de investigación.

Para ello se usaron métodos del nivel teórico tales como: el histórico-lógico, analítico-sintético, el enfoque sistémico, la modelación. Por otra parte, del nivel empírico: análisis documental, la entrevista y la encuesta a expertos; Investigación Acción Participativa (IAP). Para el análisis de la información obtenida se usó la estadística descriptiva, Método Delphi, el Modelo de la prueba estadística y Coeficiente de Concordancia de Kendall, además del análisis porcentual.

La aplicación de los métodos teóricos permitió una mejor comprensión del papel de la universidad en la sociedad y su misión, así como la necesidad del análisis integral del proceso de formación y lo imperioso de su modelación.

Entre los métodos empíricos, la IAP contribuyó de manera decisiva a una mejor comprensión de la necesidad de aplicar sistemas de evaluación de la calidad del proceso de formación de profesionales en la universidad angolana.

Al total de participantes se aplicó una encuesta con vistas a evaluar los 5 componentes del modelo a través de 25 indicadores y 89 criterios. Como componentes se definieron: cuerpo docente, estudiantes, plan de estudio, investigación e infraestructura.

 

RESULTADOS

La elaboración del modelo se dividió en tres etapas:

1ra.Etapa: análisis de la situación actual de la calidad de la enseñanza universitaria en Angola.

2da Etapa: definición de los componentes del modelo, donde se crea la Comisión de Autoevaluación y se propone un modelo inicial con 8 componentes y 75 indicadores.

3ra. Etapa: elaboración de la versión final del modelo (5 componentes, 25 indicadores y 89 criterios).

Etapa 1. Situación actual de la calidad de la enseñanza universitaria en Angola

Antecedentes y situación actual de la calidad de la enseñanza universitaria en Angola

Para identificar los antecedentes y la situación actual de la calidad de la enseñanza universitaria en Angola se aplicaron los métodos teóricos histórico-lógico y analítico-sintético. De acuerdo con la estructura gubernamental en Angola, la Enseñanza Superior cuenta con un ministerio de reciente creación en el 2012, con objetivos dirigidos a la formación superior de cuadros técnicos y a la investigación científica. En la actualidad, el país tiene 221 037 mil estudiantes de nivel superior, distribuidos entre el curso regular diurno y el curso por encuentro, en el cual un 56,8 % es masculino y un 43,2 % del sexo femenino (Ministério do Ensino Superior, 2014).

A partir del año 2009, el panorama de la Educación Superior Angolana se amplía, organiza y diversifica de forma que se crean 7 regiones académicas en el país con variadas instituciones públicas, universidades, institutos superiores de ciencias de la educación, escuelas superiores pedagógicas, escuelas superiores politécnicas, institutos superiores de arte, de servicio social, de técnicas de la información y la comunicación y de educación física y deporte.

Un hecho importante es que además de las universidades públicas, hoy Angola cuenta con más de veintiocho instituciones de enseñanza superior privadas con una gran diversidad de programas, muchas veces con falta de pertinencia social, deficiente infraestructura, mala preparación de los docentes, con ingreso de estudiantes con baja preparación y altos índices de bajas y deserción (Ferreira do Nascimento, 2012).

Lo anterior hace más perentoria la aplicación de sistemas de garantía de la calidad de sus instituciones que permita un mayor control sobre las mismas.

La historia de la Enseñanza Superior en Angola se resume a la historia de la Universidad "Agostinho Neto" (UAN), ya que la misma fue la única universidad pública hasta el 2009, momento del surgimiento de otras instituciones. La legislación vigente en la UAN y sus normas reguladoras se consideraban suficientes para gestionar la Enseñanza Superior en el país.

Esto justifica que la gestión de la Enseñanza Superior se haya confundido justamente con la gestión hecha en la UAN.

Las primeras iniciativas encontradas en el campo de la evaluación institucional (Barbosa Mendes, 2013) en la UAN surgen en los finales de la década del 80 y mediados de la década del 90, como evaluación externa, además de algunas prácticas episódicas de evaluación interna que se reportan en el año 2005.

Esas prácticas se desarrollaron por propia iniciativa en un contexto de ausencia de una política nacional sobre evaluación de la calidad de la educación. En la UAN se han encontrado referencias de evaluación de desempeño docente, inscrita en estatutos, como una atribución que pertenecía en la época a los Departamentos de Enseñanza, Investigación y Producción.

Tal vez, el antecedente más importante relacionado con la evaluación de la calidad lo constituyó la realización del Consejo Consultivo sobre la Autoevaluación, donde fue presentada la documentación de base para la autoevaluación de las estructuras de la UAN (Universidad "Agostinho Neto", 2009), tales como el Sistema Interno de Evaluación de Carreras, Reglamento del Funcionamiento de las Comisiones de Evaluación Interna, Procedimientos Metodológicos y Fases de Autoevaluación, Formas de Medir la Calidad de los Resultados y la Guía de Evaluación de las Carreras Administradas en la UAN.

De particular importancia para el estudio que nos ocupa es el Sistema Interno de Evaluación de Carreras, donde se encuentra la propuesta de las variables para la evaluación interna de la formación de profesionales que aparece a continuación:

1. Pertinencia, impacto y finalidad

2. Perfil Profesional

3. Currículo

4. Recursos Humanos, Físicos y Financieros

a) Cuerpo docente

b) Cuerpo discente

c) Personal administrativo y servicios

d) Infraestructuras y equipos

e) Finanzas

5. Proceso de la enseñanza-aprendizaje

6. Investigación Científica

7. Organización y gestión

Es significativo que, aunque no se han puesto en práctica sistemas para evaluar la calidad de la enseñanza universitaria, ha existido, al menos, preocupación en este sentido y claridad en los aspectos que deben ser tomados en cuenta.

En la actualidad la enseñanza superior trabaja orientada al logro de un funcionamiento adecuado de su institución basada en el crecimiento de su eficacia socioeconómica y cultural y en el mejoramiento de su pertinencia social y su calidad.

Un aspecto decisivo para el logro de este propósito fue la creación en el 2012 del Instituto Nacional de Evaluación, Acreditación y Reconocimiento de Estudios de la Enseñanza Superior (INAAREES, por sus siglas en portugués) (Conselho de Ministros, 2012), el cual sustituyó el funcionamiento del Instituto Nacional de Evaluación, Acreditación de la Enseñanza Superior. En su Estatuto Orgánico, en el artículo 6 del capítulo I sobre Disposiciones Generales, se plantean las funciones siguientes:

En este ambiente por la mejora de la calidad de la enseñanza universitariael Ministério do Ensino Superior e da Ciência e Tecnologia convoca a la primera Conferencia Nacional del MESCT que contó con la participación de la comunidad académica pública y privada del país con el propósito de hacer un diagnóstico de la situación de la enseñanza superior.

De igual forma Núñez Costa, (2014), Decana de la Facultad de Ciencias de la UAN, Profesora Titular y reconocida experta en temas universitarios precisó que, para el cumplimiento de su papel, las Universidades deben tener un buen cuerpo de gestores, de docentes y de investigadores, así como una buena “materia prima” (estudiantes bien preparados en el momento del ingreso) y un buen cuerpo técnico administrativo, que son los trabajadores no docentes. Es decir, el cuerpo docente, su calificación y sus acciones en el proceso docente educativo, la investigación científica, el nivel de preparación de los estudiantes que ingresan y las habilidades profesionales de los que egresan.

Como se ha explicado, existe el marco legal necesario para el desarrollo de los procesos de evaluación y acreditación y existe claridad en los directivos de la necesidad de su puesta en práctica, pero todavía falta un modelo con el respaldo de la mayoría de la comunidad académica, que los oriente y gobierne.

Con el propósito de contribuir a la solución de este problema, en la Facultad de Ciencias de la Universidad “Agostinho Neto” se ha elaborado un modelo consensuado, que sirve de guía para el desarrollo del proceso de autoevaluación de la calidad de la educación, ajustado a las necesidades y características de esta institución. Este modelo puede servir de referencia para la Educación Superior en Angola.

Caracterización de la Facultad de Ciencias de la UAN

La Facultad de Ciencias fue fundada en 1963 para la impartición de Estudios Generales de la Universidad de Angola, formando parte de la universidad portuguesa, enseñando solamente la Preparación Médico-Quirúrgico y cursos de ingeniería, Agronomía, Forestal, Medicina Veterinaria y Ciencias Pedagógicas.

En 1968 comienzan a impartirse en la Facultad de Ciencias las carreras: Biología, Agrimensura, Ingeniería, Física, Matemática, Química y Geología. En los últimos 50 años, en la Facultad se desarrollan e implementan nuevas carreras, así en 1978 se crea la carrera de Geofísica, en el 2006 comienza la carrera de Ciencias de la Computación y en 2015 se inaugura la carrera de Meteorología. Lo anterior es una muestra de cómo la Facultad de Ciencias se ajusta a las necesidades de la sociedad.

La Facultad de Ciencias de la Universidad “Agostinho Neto”, designada abreviadamente por FCUAN, por el (Ministério do Ensino Superior e da Ciência y Tecnología, 2012), en los términos de la ley, es una persona colectiva de derecho público. Ello le dio un carácter de estatuto de unidad orgánica dotada de autonomía científica, pedagógica, administrativa, financiera y disciplinar, destinada a la formación de cuadros superiores en la rama de las Ciencias.

La FCUAN desarrolla sus actividades en la Región Académica nº 1 formada por las provincias de Luanda y Bengo, con su sede en Luanda. Su misión es la formación de profesionales competentes, impartiendo cursos de nivel superior que conduzcan a la obtención de la graduación en pregrado y postgrado en ciencias, con espíritu investigativo e innovador, alto sentido humanista y visión universal de futuros líderes, capaces y responsables, comprometidos con el desarrollo económico, político, social y cultural de la sociedad donde están insertados.

La estructura de dirección de la FCUAN está integrada por el Decano como máximo responsable que dirige y fiscaliza todas las actividades de la Facultad y dos Vicedecanos, el Académico y el Científico. Tiene como órganos colegiados la Asamblea de la Facultad, el Consejo de Dirección, el Consejo Científico y el Consejo Pedagógico. Además, posee el Departamento de Enseñanza e Investigación (DEI). También cuenta con los servicios ejecutivos y de apoyo de los departamentos: Asuntos Académicos, Investigación Científica y Postgraduada, Documentación e Información, Administración y Gestión del Presupuesto y el de Recursos Humanos.

En la actualidad la facultad se estructura en ocho departamentos donde se imparten nueve carreras de pregrado, a saber: Biología, Ciencias de Computación, Física, Geofísica, Geología, Matemática, Meteorología, Química e Ingeniería Geográfica. En estos departamentos se imparten también Maestrías (Máster) en diversas especialidades. La facultad posee también dos centros de investigación: el Centro de Botánica y el Centro de Recursos Fitogenéticos.

Desde el fin de la guerra civil del año 2002, con la firma del Acuerdo de Paz el 4 de abril, varios sectores laborales del país experimentaron un aumento en su desarrollo, siendo la enseñanza uno de ellos.

La matrícula de la Facultad de Ciencias de la UAN ha tenido un crecimiento notable en los últimos años, tal como se puede apreciar en la tabla 1.

Este crecimiento del número de estudiantes en la institución ha exigido de los que participan en el proyecto académico una constante atención para garantizar la calidad del proceso de formación de sus profesionales.

Con respecto a los docentes y trabajadores no docentes, en la actualidad se constata en la tabla 2.

Por su historia, nivel académico y prestigio de su claustro y ser una de las mayores facultades de la UAN fue seleccionada para diseñar el Modelo para la Autoevaluación de la calidad de sus programas de formación de profesionales.

Etapa 2. Definición de los componentes del Modelo

Modelos para la evaluación de la calidad. Sus componentes

A lo largo de los años se han propuesto distintos modelos para evaluar la calidad de la enseñanza universitaria (Hernández Coca, 2011); (Felicísimo, 2012). Por ejemplo, Astin hace una excelente descripción de los modelos propuestos que a continuación se sintetizan (Riaño, 2008):

a) Nihilista (escéptico): plantea que la calidad universitaria no puede ser definida ni medida debido a que las actividades en las universidades son demasiado complejas.

b) Prestigio: la calidad se expresa según la calidad de los alumnos y del claustro.

c) Ponderación de recursos: este enfoque supone que a mayores y mejores recursos o medios mejor aprendizaje, o sea, mejor calidad. Se identifican medios con determinados fines.

d) Estimación de resultados: se utilizan como criterios de calidad, cuestiones tales como: proporción de egresados, índice de deserción, remuneración de los egresados, etc.

e) Medición del valor agregado: se entiende que la calidad debe ser valorada según el cambio de actitudes, habilidades intelectuales y emocionales y conceptos comprendidos.

f) Observación de las acciones: por la complejidad, el alto costo y la lentitud del enfoque anterior, Astin sugiere que se observen las actividades de profesores y alumnos para concluir respecto a la calidad educativa en una universidad.

Un análisis cuidadoso de los modelos descritos, demuestra que todos implican en su concepción una manera de definir la calidad para, de esta forma, poder medirla. No obstante, en cada uno de ellos, se introducen tantas simplificaciones acerca de la realidad del proceso de formación de profesionales que a juicio de los autores limitan en gran medida la validez de los mismos, de modo que ninguno de ellos es tenido en cuenta en esta investigación.

En general, los modelos más utilizados en la actualidad están diseñados sobre la base de un enfoque sistémico. En el caso de los utilizados en África no son una excepción y están basados considerando entradas, procesos y resultados. En las entradas se incluye los estudiantes, profesorado, currículos e instalaciones. En cuanto al proceso, se pone especial énfasis en las interacciones entre docencia y aprendizaje, la eficiencia interna, la investigación, el procedimiento de evaluación y las prácticas de gestión. Los resultados incluyen la calidad de los licenciados, así como la eficacia externa de los sistemas.

El modelo propuesto se ha basado en un enfoque sistémico y se consideraron indicadores, tanto cualitativos como cuantitativos. Para su diseño, se aplicó la metodología de Investigación Acción Participativa (IAP).

Modelo de autoevaluación de la calidad del proceso de formación de profesionales en la Facultad de Ciencias de la Universidad “Agostinho Neto” (UAN)

El modelo para la autoevaluación de la calidad de la enseñanza que se propone para la Facultad de Ciencias de la UAN toma en cuenta el carácter social de la educación. Basado en un enfoque sistémico, como todos los modelos africanos, se consideran las entradas, los procesos y las salidas, lo que los hace más completos. Es importante tener en cuenta que ningún modelo es perfecto, es decir, ninguno será capaz de evaluar en todas sus dimensiones el objeto de estudio, téngase en cuenta el carácter multidimensional del concepto calidad.

EL Modelo que se presenta es el resultado de la aplicación del método de Investigación Acción Participativa (IAP) (Castellanos Simons, 2008), proceso creador mediante el cual la comunidad académica de la Facultad de Ciencias actuó como protagonista en el diseño de su modelo de autoevaluación.

El estudio fue organizado de la forma siguiente:

1. Creación de la Comisión para la Autoevaluación de la calidad de formación de profesionales en la Facultad de Ciencias de la Universidad “Agostinho Neto” (UAN) a través del Despacho interno (Facultad de Ciencias, 2012). Esta Comisión estuvo integrada por 8 docentes (5 Dr. y 3 M.Sc.), de los cuales 5 son profesores titulares, 2 profesores asociados y 1 profesor auxiliar en representación de cada uno de los 8 departamentos de la facultad. Además, participaron un trabajador no docente, el presidente de la asociación de los estudiantes y el asesor del CEAFIE (Centro de Estudios Apoyo a la Formación, Investigación y Extensión).

2. Seminarios de capacitación a la Comisión. Se plantearon los objetivos de trabajo y se analizaron conceptos relacionados con el proceso de autoevaluación, su importancia y alcance. Se dieron a conocer y fueron analizados modelos de otros países

3. A partir del estudio y del análisis de modelos de distintos países, de las opiniones de directivos a nivel nacional y considerando las condiciones y grado de desarrollo de la Facultad de Ciencia de la UAN y de nuestro país, la Comisión para la autoevaluación de la Facultad de Ciencias de la UAN, consideró pertinente proponer a la comunidad académica de la Facultad un modelo integrado por 8 componentes con sus respectivos criterios e indicadores los cuales fueron definidos a partir de la propuesta del autor como sigue:

COMPONENTE: parte del programa de formación que se considera imprescindible para evaluar su calidad.

INDICADOR: partes o características esenciales que son juzgadas imprescindibles para evaluar la calidad del componente.

CRITERIO: informaciones cualitativas o cuantitativas que permiten en su conjunto la valoración de los indicadores.

4. Presentación de los componentes, indicadores y criterios de evaluación a la comunidad académica. En estas reuniones se explicó la importancia del proceso de autoevaluación de la calidad y se discutieron sus objetivos y conceptos fundamentales. De igual forma se motivó a los docentes lográndose una participación activa y consciente de los mismos. Esta presentación se hizo en cuatro sesiones de trabajo y participó un total de 91 docentes que dieron su criterio en cuanto a los componentes que debían estar presentes en el modelo.

La caracterización de los docentes participantes se muestra en la tabla 3.

5. Análisis de los resultados de la consulta. De los 8 componentes propuestos para analizar la calidad de los programas de formación de profesionales se rechazaron 3 quedando el modelo conformado por 5, a saber: Cuerpo Docente, Estudiantes, Plan de Estudios, Investigación e Infraestructura. De igual forma, de los 75 indicadores sometidos a consideración, se aprobaron 25 para los cuales fueran seleccionados un total de 89 criterios de evaluación.

Etapa 3. Elaboración de la versión final del modelo (Figura)

A modo de ejemplo se presentan los indicadores y criterios para el componente Cuerpo Docente.

Algunas consideraciones acerca de la aplicación del modelo

Una cuestión decisiva en el éxito del proceso de autoevaluación y que tiene que ver con su esencia misma es cómo y quién lo desarrolla. Se asume el proceso de autoevaluación como el análisis permanente autocrítico, objetivo y participativo que se realiza por los miembros de una organización con el propósito de facilitar la toma de decisiones.

Los procesos de autoevaluación no pueden ser impuestos; la calidad de la educación tiene carácter específico, no se puede importar, tiene que ser desarrollada por los profesores de más experiencia y nivel científico pedagógico del centro en cuestión. Si la calidad de la educación no puede ser impuesta, tampoco el proceso que conduce a estos fines puede serlo.

Existen cuatro condiciones fundamentales para que todo proceso de autoevaluación se desarrolle de manera adecuada:

a) La existencia de un equipo de conducción del proceso (comité o comisión de autoevaluación) que facilite y promueva en todo momento la participación activa de los integrantes de la unidad

b) El interés y participación permanente de los directivos

c) La disponibilidad de información sustantiva válida y la capacidad de análisis de la misma

d) El compromiso de los participantes con la búsqueda de resultados concretos de mejoramiento

 

DISCUSIÓN

Anteriormente a esta investigación se realizaron cuatro evaluaciones externas sobre la calidad de la enseñanza en la UAN, referidos en (Barbosa Mendes & E. A. da Silva, 2010) y desarrollado por la Fundación Calouste Gulbenkian en 1986; por la Fundación Gomes Teixeira (de junio de 1995 a marzo de 1996); diagnóstico realizado por la SEES (Secretaria del Estado de la Enseñanza Superior) órgano del gobierno en 2005 y evaluación externa de la Facultad de Medicina de la UAN realizado por la Universidad de Porto en 2007. Estos estudios reflejan la baja calidad de la enseñanza en base de los resultados de la evaluación interna y teniendo como referencia los Estándares Globales para el Desarrollo de la Calidad en la Educación Medica Pre-Graduada de la WFME (World Federation of Medical Education).

Aunque en estos estudios quedó reflejada la baja calidad de la enseñanza universitaria, los mismos fueron realizados, en su mayoría, por entidades externas, sin tomar en cuenta las características propias de la universidad angolana. Como se ha dicho, la calidad de la educación tiene un carácter específico, propia de cada institución, no puede ser impuesta. La mejora de la calidad de la enseñanza solo puede lograrse cuando existe plena conciencia de las dificultades por parte de la comunidad académica (sobre todo sus directivos) y la voluntad de mejorarlas.

Para la mejora de la calidad de la enseñanza universitaria en la Facultad de Ciencias, se propuso el modelo descrito en acápites anteriores, donde por primera vez se hace un estudio exhaustivo de los factores que deben contribuir a superar las deficiencias detectadas. Esta propuesta está basada en un enfoque integral del proceso de formación de profesionales y en las características y necesidades de la Educación Superior de Angola. Su elaboración tuvo la participación activa de los actores del proceso de formación, hecho sin precedente, que le da una gran fortaleza y pone a la institución en mejores condiciones para su aplicación.

Para concluir se puede expresar que el modelo de autoevaluación de la calidad del proceso de formación de profesionales de la FCUAN diseñado resultó un instrumento esencial para el mejoramiento de la calidad de este proceso y es un referente para el desarrollo de los Sistemas de Evaluación de la Calidad de la Educación Superior en Angola.

Para el logro de los objetivos propuestos su elaboración requiere de una amplia y consciente participación de la Comuniad Académica y de la necesidad del apoyo de los directivos de la Facultad.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Barbosa Mendes, M. d. C. (2013). Avaliação da qualidade e Educação Superior em Angola. (Ciências da Educação- Organização e Administração Escolar Doutoramento), Universidade do Minho. Instituto de Educação, Benguela, Angola. Retrieved from http://repositorium.sdum.uminho.pt/handle/1822/24888

Castellanos Simons, B. (2008). "Modelo de la Investigación Acción Participativa". In G. C. Borroto Carmona (Ed.), Metodologia de la Investigación. Selección de Lecturas (pp. 93-100). La Habana: Editorial Félix Varela.

Conselho de Ministros (2012). Estatuto Orgánico. Disposiciones Generales. Angola: Instituto Nacional de Evaluación, Acreditación y Reconocimiento de Estudios de la Enseñanza Superior (INAAREES).

Facultad de Ciencias (2012). Despacho Interno nº 104/12. Comisión para la Autoevaluación Luanda: Facultad de Ciencias de la Universidad "Agostinho Neto" (UAN).

Felicísimo, A. M. (2012). Conceptos Básicos, Modelos y Simulación.

Ferreira do Nascimento, A. G. (2012). Calidad de la enseñanza en la Educación Superior de Angola. Paper presented at the I Conferencia Nacional del MESCT, Luanda.

Hernández Coca, G. (2011). Tipos de Modelos en Investigaciones de Operaciones. Huejutla, Hidalgo: Escuela Superior Huejutla, Universidad Autonoma del Estado de Hidalgo.

Matsuura, K. (2009, julio). Discurso inaugural. Paper presented at the Conferencia Mundial de Educación Superior, Paris.

Ministério do Ensino Superior (2014). Anuario estadístico (pp. 197). Luanda: Ministério do Ensino Superior da República de Angola. Gabinete de Estudos.

Ministério do Ensino Superior e da Ciência y Tecnología (2012). Despacho nº 2253/12 (pp. 5388). Luanda: Diário da República.

Nunes da Costa, S. (2014). A influência dos formadores e gestores na qualidade do Ensino Superior. Paper presented at the 4ª Conferencia del FORGES, Lubango e Luanda.

Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (2009a). Conferencia Mundial sobre la Educación Superior-2009: La nueva dinámica de la educación superior y la investigación para el cambio social y el desarrollo (pp. 9). Paris: UNESCO.

Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (2009b, 05–08 de julio). La Nueva Dinámica de la Educación Superior y la búsqueda del cambio social y el Desarrollo. Comunicado Final. Paper presented at the Conferencia Mundial de Educación Superior-CMES, Paris–Francia.

Riaño, F. (2008). Gestión universitaria y autoevaluación de la calidad: Un enfoque cubano. La Habana.

Shabani, J. (2009). Regímenes de calidad en África: realidad y aspiraciones. International Higher Education(73-International issues), 19-21.

Universidad "Agostinho Neto". (2009). Despacho nº 124/GR/UAN/09. Determina a criação da Comissão de Avaliação Interna da Universidade Agostinho Neto e das Comissões de Apoio e Auto- avaliação das Unidades Orgânicas a nível da Província de Luanda. Angola: Gabinete del Rector UAN.

Zambi, H. (2013). La universidad en el desarrollo social del África Subsahariana: Foro Mundial de Alternativas-FMA.